La vida es un viaje, no un destino.

Ralph Waldo Emerson

¿Cuáles son los problemas?
Cuando nos enfrentamos a un cambio y ponemos en marcha un plan para gestionarlo, no siempre es posible saber exactamente adónde nos llevará. Aunque fijar objetivos es un paso práctico, adoptar un enfoque flexible resulta esencial, ya que hay cambios para los que ni siquiera los expertos pueden predecir totalmente los resultados. Por tanto, la capacidad de adaptarse rápidamente es fundamental, ya que nos permite navegar con eficacia en las inciertas aguas del cambio y ajustar nuestras estrategias en función de la nueva información y las nuevas situaciones.
¿Cuál es nuestro enfoque?
Confiamos en nuestras metodologías, pero no nos enamoramos ortodoxamente de sus estándares: co-construir juntos planes, herramientas y actividades flexibles y ágiles es esencial para que las personas y las organizaciones puedan expresar su máximo potencial.
Cómo podemos ayudarte
Adaptamos las actividades y los resultados en función de las especificidades de las personas que los utilizan y de los contextos en los que se sitúan, apoyando su adopción mediante sistemas de gobernanza, gestión anticipada de riesgos, planes de desarrollo de capacidades y posibilitando la comunicación y el compromiso.
¿Cuáles son las lecciones aprendidas?
Diseñar el futuro con una lógica sostenible y aspirar a la mayor probabilidad de adopción posible para comprometer a las personas que formarán parte de él, implicándolas activamente en el codiseño y en la gestión directa de la transición para cambiar su ecosistema y dotarlas de la capacidad real para hacerlo.
Vamos a contarte una historia
Una empresa de fabricación pretende adoptar el software SAP 4/HANA, revisando así todos los procesos internos y empresariales. Tras una fase de mapeo y descripción, en la que participaron Propietarios de Procesos y Usuarios Clave de todas las funciones y a través de la cual se identificaron los procesos dignos de reingeniería, se implicó a las personas en un codiseño ampliado destinado a diseñar los nuevos procesos. La elección de un enfoque ágil y colaborativo ha permitido la activación de todas las partes responsables y los usuarios finales, garantizando la flexibilidad, la sostenibilidad a medio y largo plazo y la concreción de las soluciones diseñadas.